lunes, 19 de octubre de 2009

crónica de un domingo en aguas dulces

Ayer hubo de todo en este pueblo que normalmente, en estas épocas, tiene un ritmo tranquilo. Además de todo el barullo de la recta final de la campaña política, los visitantes propios de un fin de semana de octubre y el movimiento normal de sus pobladores en un domingo de sol, en el camping viejo se midieron la gris-azul y los castillenses de Abron-K. Partido, revancha y penales, y Aguas Dulces se quedó con el premio consistente en un casillero de cerveza. Señores rivales, sean quienes sean, este blog se ve en la obligación moral de hacerles una advertencia: si el premio es líquido, nunca, permítanme hacer énfasis en esto: ¡NUNCA! se le podrá ganar a Aguas Dulces. No se dejen embaucar; jueguen por otra cosa... por el simple placer de jugar, o por algo que despierte menos la codicia de los gris-azules. ¡Sino no hay forma! Se los digo en serio.
De todos modos Abron-K no se las hizo fáciles a nuestro cuadro: primer partido resultó en victoria local por dos tantos contra uno, y el segundo, a pesar de arrancar con un dos a cero a favor, los visitantes lograron remontar el marcador y ponerse tres a dos con un gol sobre la hora. Y ahí fueron a penales. Durante los 80 minutos que duraron los dos encuentros se destacó la actuación de nuestro número nueve, Julio Alanís, tal vez con un estado físico que no es el mejor (la hinchada de los castillenses se refería a él como el gordito; "cuidado con el gordito", "marquen a ese gordito, chéee"). Pero el gordito la mandó a guardar en tres oportunidades, siendo una verdadera pesadilla para los defensas visitantes.
Luego vinieron los penales; Aguas Dulces arrancó arriba dos a cero. Destacamos la excelente ejecución del Seba García, suave y contra el palo derecho; a la que el propio jugador, en un gesto de humildad que lo enaltece, resta importancia: "le pegué una patada al pasto, y justo salió para ahí", admitía a la hora de los festejos. Sobre el final de la serie de cinco, las poco afortunadas intervenciones del Monoco, que se resbaló al patear, y de Roberto Morales que le dejó el tobillo hinchado al golero de Abron-K de un pelotazo, posibilitó que los castillenses igualaran a los locales. Inmediatamente, en electrizante final, Mateo Arbiza la clavó en el ángulo superior izquierdo del golero; y posteriormente Castillos la mandó sobre el travesaño. Triunfo para los locales, y festejo.

Debemos destacar el curioso hecho de que el técnico de Aguas Dulces se dio el lujo de dejar en el banco al desequilibrante delantero Juan Coaik. El Aguas Dulces Herald, único medio acreditado en el lugar del encuentro, obtuvo las declaraciones de una de las estrellas del equipo local, Martín "la Máquina" Rodríguez, quien acotaba, con evidente admiración, que en su larga trayectoria jamás había visto que la hinchada local clamara a los gritos por un jugador. Y es que los aficionados no podían creer lo que veían, y al grito de "Co-neeee-jo, Co-neeee-jo" exigían al técnico que pusiera al carismático delantero. Sin embargo Vicente se mantenía firme en su negativa, y hacía caso omiso al clamor de la hinchada y a las protestas del propio jugador, que entendía que podía hacer la diferencia para inclinar la balanza a favor de los locales. Finalmente, en medio de los festejos, el mutismo del técnico Vicente fue quebrado por su propia esposa, Lilián, que le increpó: "¡¡¿Ché, por qué no ponés al Conejo, vos?!! Ahí el técnico palideció y explicó sus motivos, en forma algo enigmática: "Va a jugar cuando sea el momento, en tiempo y forma".
Luego del encuentro, jugadores y simpatizantes se dieron cita en la puerta de la biblioteca, y se bebieron el premio en cinco minutos, lo que hizo que debiera comprarse otro igual.

Finalmente, y ya de noche, jugadores y un montón de amigos, se dieron cita en el Club para los festejos de los 64 años de la gorda Sonia, uno de los personajes más emblemáticos del balneario, y los 35 de Néstor. Cordero mediante, la jornada de fiesta se cerró ya sobre las tres de la mañana, luego del canto colectivo del clásico "Que los Cumplas Feliz", y la degustación de la torta que, comprensiblemente por el gasto que hubiera generado, careció de velitas.
Un domingo más en Aguas Dulces, que hizo que todos (menos al desairado delantero que aún sigue algo ofendido con el técnico) nos fuéramos a dormir con una sonrisa de satisfacción en la cara.

6 comentarios:

Juan dijo...

Un feliz cumpleaños atrasado pero sincero para Sonia y Néstor, dos personas muy emprendedoras y alegres que respeto y aprecio de verdad. Qué nunca decaiga su espíritu admirable!

Y felicitaciones también al equipo local que supo quedarse con la copa y el casillero. Confieso que esta entrada me hizo caer en la tentación de salir al patio, donde mantengo mi propio casillero de cerveza siempre frio-a la temperatura ambiente de entre 1° y 5°- y destapar un par de botellas a vuestra salud.

Os lo mereceis! y yo también, así duermo más profundamente y mañana encaro las tareas de martes con más ganas.

Que sigan disfrutando de ese gran privilegio que es un octubre soleado en esas costas!

patitamac dijo...

son placer este tipo de notas porque son de las q las lees con una sonrisa todo el tiempo,las cosas lindas q tiene aguas dulces ,felicidades a la gris-azul y feliz cumple a sonia y nestor!!! y me mato lo del julio "cuidado con el gordito"!!jajaja lilian si q se hace escuchar tiembla vicente!!jajaja ya tiene remplasante!!

patitamac dijo...

pd:q linda quedo la nueva presentación del diario!!!

adherald dijo...

'Ta quedando. Todavía no terminamos :)

Anónimo dijo...

vamo arriba Aguas Dulces!!!! feliz cumpleaños para Sonia y para Nestor y tambien para todo el equipo de futbol local


Domingo Peregalli

Anónimo dijo...

conejo conejo conejoooooooooooooooooooooooo.
que mal ese tecnico , no sabe el jugador que tieneeeee
que lo hechennnnnnnnnnnnnn,,ARIVA AGUAS DULCES QUE NO NI NOOOOO,